La República que queremos

Edición Abril 2014 150px-LibertyEqualityorDeath

TITULARES:

 “La República que queremos” – Encuesta

  • ¿Qué características debería tener la III República Española?
  • ¿Cuáles deberían ser sus principios fundamentales?
  • ¿Cuáles deberían ser sus referentes?
  • ¿Cuáles deberían ser sus prioridades?
  • ¿Qué leyes debería promulgar?
  • ¿Qué leyes habría que derogar?
  • Etc….etc… ¡Participa!

POR UNA REPÚBLICA FEDERAL ESPAÑOLA DE TODOS Y PARA TODOS!

Análisis:

Además:

  • 1975 -2015: Cuarenta años de la monarquía de los Borbones en España    2015:¿Habrá Referéndum de la monarquía en España?
  • “El Megáfono”:

2004 – 2014: Aniversario de la boda de Felipe de Borbón:

Libros – 2 Reseñas:

  • El fracaso de la Monarquía” – Javier Castro-Villacañas
  • “Los mitos del 18 de julio” –  Ángel Viñas

Email: destinorepublicano@gmail.com

Twitter: @destinorepublic

#Larepublicaquequeremos

 

 Los artículos estarán disponibles en los próximos días. Disculpen las molestias.  Gracias.

Anuncios

“La República que queremos” – Encuesta

150px-LibertyEqualityorDeath

LA REPÚBLICA QUE QUEREMOS

Introducción

Después de 40 años de dictadura, España inició tímidos pasos hacia la democracia. Comparado con lo que teníamos, conseguimos mucho; comparado con lo que nos queda por avanzar, comprobamos con asombro, que ya comenzábamos a apoltronarnos con mínimos…. y casi nos habíamos conformado con la “demo” (una especie de simulación de democracia en diferido…) pero ahora vamos a por la “cracia”, a por el poder del pueblo.

“Ni corona ni heredero, la democracia somos el pueblo”.

La República

República proviene del vocablo latino “res” (cosa) pública, perteneciente al “populus” o pueblo, significando que el poder reside en el pueblo, que lo delega transitoriamente en sus representantes. Esta es una diferencia fundamental con los gobiernos monárquicos donde el soberano tiene carácter vitalicio, y muchas veces, hereditario.

Una característica fundamental del sistema de gobierno republicano es la división de poderes, constitucionalmente establecida, que son usualmente tres, divididos en cuanto a su funciones específicas: un órgano administrador, representado en el Poder Ejecutivo, otro “hacedor de leyes” llamado Poder Legislativo, y otro que tiene la misión de aplicar esas leyes en los casos específicos sometidos a su apreciación, que es el Poder Judicial.

Otras características de la República, son:

  • La igualdad ante la ley de todos los ciudadanos.
  • Los gobernantes deberán ser responsables ante el pueblo que los eligió, por sus actos de gobierno.
  • La obligatoriedad de la publicidad de los actos de gobierno (transparencia); lo que significa que no deben ser secretos, sino que todos los actos de gobierno deben ser puestos a conocimiento de los ciudadanos para que puedan ser controlados. 

Los pilares fundamentales de la República

Los tres pilares fundamentales de la República según Aristóteles son:

  • La división de poderes y su control recíproco.
  • La participación política activa  por parte de los ciudadanos. Esto supone la publicidad de los actos estatales, la instrucción en aspectos básicos de cultura política y la exigencia de responsabilidades a los gobernantes.
  •  La representación de todas las clases sociales dentro de las instituciones de gobierno con iguales atribuciones y prevalencia de ninguna. (La accedencia a dichas magistraturas necesariamente colegiadas en razón de la materia debe ser restringida (el magistrado debe pertenecer a la clase que representa y ser elegido con el voto solo de ésta).

Es necesario considerar que para Aristóteles, los fines supremos de las formas de gobierno deben ser:

  • La libertad = igualdad (“solo somos libres entre iguales)”
  • La realización de la justicia y del bien común.
  • La realización plena del desarrollo de las capacidades cognitivas humanas (para lo cual considera necesaria la realización de los dos puntos anteriores siguiendo el concepto fundamental de Sócrates [BIEN=VERDAD. Según el cual el bien es igual a la verdad y el mal a la ignorancia ]
  • De esto se advierte que si sólo somos libres entre iguales no puede haber una clase gobernante, deben gobernar todas por igual

República y Democracia

El término democracia proviene del antiguo griego (dḗmos, que puede traducirse como «pueblo») y κράτος (krátos, que puede traducirse como «poder»).  

Así, la república es el gobierno de la ley; mientras que democracia significa el gobierno del pueblo.

Por lo tanto, la democracia admite gradaciones, en el sentido que podrán existir formas de gobierno que se acerquen más al ideal de Igualdad = Libertad; en tanto en cuanto las leyes estén al servicio de los ciudadanos y emanen del pueblo.  

La definición mínima de democracia: Para que un gobierno pueda considerase mínimamente democrático, tiene que tener por lo menos: sufragio universal, masculino y femenino; elecciones libres, competitivas, recurrentes, correctas; más de un partido; y más de una fuente de información.

En el ámbito de las democracias que están por encima de ese umbral mínimo, será necesario ver empíricamente qué tanto del recorrido se ha cumplido o pueda cumplirse para la realización más plena de los dos objetivos centrales de una democracia ideal: libertad e igualdad

“Democracia de calidad es aquélla que desarrolla satisfactoriamente procedimientos destinados a favorecer la libertad y la igualdad civil y política, y cuyas políticas públicas satisfacen las demandas de los ciudadanos.”

Desarrollo Democrático: Mecanismos de participación política

No se trata solo de ir a votar cada 4 años: Hay que exigir, hay que implicarse, hay que supervisar, hay que obligar a que se asuman responsabilidades, hay que estar despierto, hay que escuchar, debatir,  informarse, hay que “pelear” la democracia!

Estas son algunas formas directas de participación, son mecanismos de opinión y de elección pública:

  • Iniciativa popular: Es un derecho que se le otorga a la ciudadanía para que presente proyectos de ley y normas ante la corporación publica respectiva.
  • Referendo: Es la consulta que se le hace al pueblo para que apruebe o rechace un proyecto de norma jurídica o derogue o no una norma ya vigente.
  • Consulta popular: Es un mecanismo a través del cual, una pregunta de carácter general, sobre un asunto de trascendencia nacional, departamental, municipal, de distrito o local, es sometida por el Presidente, Gobernador, Alcalde, según el caso, a considerar del pueblo para que este se pronuncie formalmente al respecto.
  • Cabildo abierto: Es una reunión pública de los consejos de distrito, municipales o de juntas administradoras locales en la cual los habitantes pueden participar directamente con el fin de discutir asuntos de interés para la comunidad.
  • Revocatoria del mandato (“Impeachment” en inglés): Es el derecho político por el cual, los ciudadanos dan por terminado el mandato que le han conferido a un Gobernador o Alcalde.

La encuesta se publicará después del verano o a partir de una muestra significativa.  Al finalizar la encuesta, debe presionar el botón “finish survey” para que las respuestas queden registradas . Ver listado abreviado de términos relacionados al final de la encuesta. Gracias.                                                                                                             

Enlace a la encuesta: http://cort.as/9MXS 

LA REPÚBLICA QUE QUEREMOS – Encuesta: 

    Listado abreviado de términos relacionados (entrar en los enlaces):

 

YO ELIJO: YO, REPÚBLICA.

 NO QUEREMOS SER SÚBDITOS, QUEREMOS SER CIUDADANOS: ELEGIMOS REPÚBLICA.

ADIÓS MONARQUÍA: ELEGIMOS REPÚBLICA.

¡TRABAJAMOS JUNTOS A POR LA REPÚBLICA FEDERAL ESPAÑOLA!

¡Muchas gracias por vuestra participación!

Email: destinorepublicano@gmail.com

Twitter: @destinorepublic  

BIENVENIDA ESPAÑA AL SIGLO XXI!

TITULARES:

EDICIÓN JUNIO 2013 – Titulares: 

images

 “DE LA MONARQUÍA A LA REPÚBLICA FEDERAL”

La palabra “Federalismo” procede del latino “foedus”. Esta expresión se utilizaba para referirse a las vinculaciones personales y los tratados entre  los pueblos en la Edad Media. El Federalismo define un estado en el que: 1- Al menos existen dos niveles de gobierno en el mismo territorio y para la misma población. 2- Cada nivel de gobierno tiene alguna área de acción en la que es autónomo. 3- Las unidades sub-nacionales (Cantones, Landers, etc…) participan activamente en la toma de decisiones importantes del gobierno central. Éste último punto marca la diferencia esencial entre un sistema federalista y un sistema descentralizado. Ver:

FEDERALISMO: 2 Modelos a debate

• “El Sistema Federal Suizo” – Wolf Linder y Andrea Iff (E-book)

• “El Federalismo Canadiense–  Canadian Privy Council Office, et Al.

Análisis:

Además:

Invitación – Agenda:

Conferencia Internacional: “FEDERALISMO, DESCENTRALIZACIÓN Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS”

Libros – Reseña:

Una Introducción al Federalismo”  – Por el profesor Dr. George Anderson (Presidente del Forum de Federaciones en 2005).

Email: destinorepublicano@gmail.com

Twitter: @destinorepublic  

#Larepublicaquequeremos

MANIFIESTO POR UNA NUEVA LEY DE PARTIDOS

Ley Partidos

MANIFIESTO POR UNA NUEVA LEY DE PARTIDOS

¡VOTA!

28-05-2013

La sociedad española asiste preocupada y escandalizada al deterioro de la política. Tras treinta y cinco años de democracia, los partidos funcionan mal. Tal y como muestran todas las encuestas, los ciudadanos sienten que el nivel de los políticos está por debajo de las exigencias de los problemas que afronta el país. La corrupción se ha hecho crónica y, en mayor o menor medida, salpica a los principales partidos. Hay una crisis de confianza en la política. No podemos seguir así.

Las leyes y pactos para controlar la corrupción han fracasado. No faltan leyes para castigarla, pero faltan normas que creen contrapesos en la política, que establezcan más competencia entre políticos de un mismo partido y que limiten el poder de las cúpulas dentro de las organizaciones políticas. Normas encaminadas a evitar que la corrupción pueda crecer sin freno.

Los partidos políticos tienen un papel insustituible en todo sistema democrático. A diferencia de lo que ocurre en otras democracias avanzadas, en España el marco legal vigente no facilita la depuración de los partidos cuando ello se revela necesario. Los partidos españoles se autorregulan: los congresos y órganos de dirección se reúnen cuando conviene a sus dirigentes; el método habitual de selección de cargos internos y de candidatos a cargos representativos es la cooptación; y el control de las cuentas se encomienda a un organismo, el Tribunal de Cuentas, fuertemente politizado, cuyos miembros acceden al cargo por cuota política y cuyo último ejercicio auditado es 2007.

En las democracias constitucionalmente más avanzadas los partidos están fuertemente regulados por la ley o, en el caso británico, por la costumbre. No es por capricho. Los partidos políticos no son entidades privadas como, por ejemplo, un club de fútbol o una empresa agrícola, que pueden organizarse como mejor les plazca. Son entidades especiales a las que se les reconoce el monopolio de la representatividad política y que se financian con fondos públicos. Su funcionamiento tiene más trascendencia que el de cualquier empresa o sociedad recreativa. Por ello, la periodicidad de los congresos, los métodos de selección de los delegados y el control de sus cuentas mediante auditorías independientes están regulados por la ley.

Nada de eso es de aplicación en España y esta anomalía es una causa importante de la difícil situación actual. En todos los países hay corrupción política, pero la democracia interna en los partidos, la competencia entre los que son dirigentes y los que aspiran a serlo y las obligaciones de transparencia impuestas por la ley permiten que los políticos corruptos sean apartados con celeridad. En España esto no ocurre y la corrupción crece, debilita la acción de gobierno en una coyuntura crítica, provoca la desafección ciudadana y acaba causando una grave crisis política e institucional.Hay más. El método de cooptación, repetido una y otra vez, es un método de selección adversa que acaba elevando a puestos de responsabilidad a los menos críticos y a los menos capaces. Hay que cambiarlo urgentemente.

Creemos que, entre los muchos cambios que hoy demanda nuestro sistema político, el más urgente es la elaboración de una nueva Ley de Partidos Políticos, con el fin de regular su actividad, asegurar su democracia interna, la transparencia y el control de su financiación y acercar la política a los ciudadanos. Esta es una condición necesaria para poder abordar con garantías un proceso de reforma institucional mucho más amplio que debería incluir, entre otras, la reforma de la Justicia, la regulación de los lobbies y la separación estricta de los cargos políticos y los puestos administrativos para garantizar la independencia y la profesionalidad de la función pública. Las normas básicas que esta nueva Ley debería recoger son muy comunes en las democracias europeas. Concretamente, debería exigir:

1. Celebración de congresos cada dos años como mínimo y, en todo caso, a fecha fija.

2. • Reunión de los órganos de control de las directivas y parlamentos internos a fecha fija, incluyendo en el orden del día la votación sobre la gestión de la directiva con voto secreto. Limitación del número de sus integrantes, entre los cuales no se contarán los de la directiva.

3. • Composición de los congresos y de los órganos de control proporcionales al número de afiliados o de votos del partido en cada provincia o distrito. Limitación de mandatos al menos en los órganos de control.

4. • Elección de los órganos ejecutivos, delegados a congresos y miembros de los órganos de control mediante voto secreto de los afiliados o delegados al congreso.

5. Elección de los candidatos a cargos representativos por elecciones primarias.

6. • Mandato limitado de los tesoreros y encargados de las cuentas y elección de los interventores por parte de los distintos niveles del partido. Auditorías anuales por empresas independientes previas a la presentación de las cuentas que deberán ser aprobadas por los máximos órganos de dirección del partido.

7. • Constitución de comisiones independientes para verificar los gastos de las campañas e inspecciones para verificar el cumplimiento de los límites de gasto electoral.

La Ley de Partidos es una Ley Orgánica que no puede ser objeto de una Iniciativa Legislativa Popular. Pero la Constitución, en su Artículo 29, ampara el derecho de petición, al que nos acogeremos los abajo firmantes para pedir a las Cortes una nueva Ley de Partidos con las características anteriores.

Solicitamos su adhesión a esta petición a través de esta web:

 http://porunanuevaleydepartidos.es/manifiesto/

Entrevista: Luisa Martín (JER) y Carlos Hermida (RPS)


JER logo  Republicanos 2

Entrevista: Luisa Martín (JER) y Carlos Hermida (RPS)     

1.   ¿Cómo definiríais la JER?

La JER está integrada por un amplio conjunto de organizaciones, colectivos y personas que comparten el ideal republicano y  tienen el compromiso de trabajar para traer a España la III República. En mi opinión, puede ser un instrumento para crear un Bloque Popular Republicano.

2.   ¿Cómo surgió? ¿Cuáles son sus objetivos?

La Junta Estatal Republicana (JER), fue creada a raíz del I Encuentro Estatal Republicano, celebrado en Madrid en el salón de actos del Club de Amigos de la Unesco (CAUM) el 21 de enero de 2012.

En el II Encuentro Estatal Republicano, celebrado en Rivas-Vaciamadrid (Madrid), el 19 de enero de 2013, han quedado claramente definidos sus objetivos: la ruptura con el actual régimen y la instauración de una República federal, laica, solidaria, que tenga a la ciudadanía como elemento central y protagonista de la política y que implante un modelo económico que otorgue prioridad al sector público. Esa República debe hacer realidad la aspiración de Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del criminal régimen franquista.

 3.   La multitudinaria respuesta ciudadana (más de 20.000 asistentes) a la convocatoria de la manifestación del 14 de abril pasado en Madrid, ¿Abre un nuevo escenario? ¿Esperabais ésa respuesta? ¿A qué se debió?

La masiva a asistencia a la manifestación del 14 de abril se ha debido en buena medida a los casos de corrupción que afectan a la familia real, lo que ha hecho aumentar la indignación de los ciudadanos, golpeados por la crisis económica y los recortes sociales.  Esta manifestación abre un nuevo escenario político en cuanto que un sector importante de la sociedad se cuestiona abiertamente la monarquía.

4.   Según vuestra opinión, ¿Cuáles han sido los errores del movimiento Republicano en España? ¿Cómo se deberían corregir? ¿Qué estáis haciendo al respecto?

El movimiento republicano en España ha tenido en muchas ocasiones un carácter puramente testimonial, reivindicando la II República, pero sin objetivos políticos. Esta situación ha cambiado con la formación de la FEDERACIÓN REPUBLICANOS. Nosotros tenemos un programa y unos objetivos precisos: acabar con la monarquía e implantar en España la República democrática de trabajadores de toda clase y Federal.

5.   Si juego a completar frases con un chico o chica de 20 años, aquí en España, y le digo: -“7 de julio”- en un 98% de los casos me contestará, rápidamente: “San Fermín”.  Pero, si le digo: -“14 de abril”-, en un alto porcentaje de los casos, dudará, o dirá que no sabe relacionar ésa fecha con un acontecimiento destacado… unos pocos responderán correctamente diciendo que: – el “Día de la República Española”-  otros, los que menos, completarían el pareado con  -“Los Borbones a Estoril!”- ¿Estáis de acuerdo con mi hipótesis?

Es cierto que hay un profundo desconocimiento histórico sobre la II República, pero en mi opinión eso está cambiando. Cada vez hay más jóvenes interesados por lo que realmente ocurrió en España durante el primer tercio del siglo XX.

 6.   La enseñanza de la historia en España, ¿Se sigue centrando en la España Imperial de Felipe II (Siglo XVI),  la Restauración Borbónica de Alfonso XII (1874), y en la Constitución de 1978, “pasando de puntillas” por otros temas? (Si es así, ¿Por qué?)

En 2º de bachillerato se estudian  la II República, la Guerra Civil y el franquismo. Ahora bien,  otra cuestión es el tratamiento que ofrecen los libros de texto y la explicación de los profesores. También se han difundido determinados planteamientos neofranquistas que carecen del mínimo rigor histórico. Son panfletos fascistas, pero se venden. Hay que combatir estas interpretaciones.

 7.   Las referencias a la identidad de España, ¿Siguen siendo “El altar y el trono” (es decir, la iglesia y la monarquía),  como señalaba la constitución de 1812? ¿Seguimos miramos más hacia el pasado que hacia el futuro? ¿Corremos el riesgo de quedarnos petrificados mirando hacia atrás…?

En primer lugar, la constitución de 1812 era muy avanzada, y fue un ejemplo para otras constituciones europeas y americanas.  No se puede encerrar su contenido en esa referencia al altar y el trono que se hace en la pregunta. La derecha española sí que sigue manteniendo una serie de mitos sobre la identidad española, absolutamente reaccionarios, y que nada tienen que ver con la realidad histórica.

 8.   Muchos opinan que los republicanos españoles “tan solo son un pequeño grupo de nostálgicos” cuyo objetivo no va más allá que el de intentar “reeditar” la II República. ¿Qué les diría?

Los republicanos no somos nostálgicos. La II República es un referente fundamental, pero miramos hacia el futuro, queremos transformar este país. Gracias a nuestro trabajo el sentimiento republicano se está extendiendo y no dude de que la República será una realidad en España

9.   El movimiento Republicano en España está constituido por numerosas agrupaciones con diferentes sensibilidades muy heterogéneas; desde socialistas, comunistas, marxistas, agnósticos, católicos, sindicalistas, etc. etc. Se habla de unidad, de consenso, pero, ¿Cómo construir un frente común?

Desde REPUBLICANOS consideramos fundamental  formar un bloque social republicano, un frente popular, para traer la República y para ello es necesaria la unidad de la izquierda. Esa unidad no significa que las diferentes organizaciones renuncien a sus siglas, ni  a su pasado ni a sus programas. Lo que significa es apartar lo que nos divide y sumar lo que nos une, como se hizo en febrero de 1936, cuando se constituyó el Frente Popular.

10. El objetivo: La República, sin duda. Pero, ¿qué República? ¿Una República Federal Española? ¿Consideráis el Federalismo como opción?

Aspiramos a una República democrática de trabajadores de toda clase y federal. Este tipo de República representará los intereses de un nuevo bloque de poder, integrado por la clase obrera, pequeña y mediana  burguesía, clases medias e intelectuales, frente al bloque de poder oligárquico actual, y llevará a cabo profundas transformaciones económicas.  Esta República será FEDERAL, porque creemos que es la única fórmula  capaz de satisfacer las aspiraciones de las nacionalidades históricas de España, manteniendo la convivencia entre sus diferentes pueblos.

11. Vivimos un momento político interesante: En España, en los últimos 2 años hemos visto nacer el Movimiento 15M, “Los Indignados”, la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH); el ascenso en votos y escaños de pequeños grupos políticos de izquierdas y nacionalistas; al movimiento “Democracia Real Ya” (DRY)* plantearse concurrir a las próximas elecciones como partido político, tomando como ejemplo al “Movimiento 5 Estrellas” italiano ¿Es el momento de un “fin de ciclo” político en España?

Efectivamente, estamos al final de un ciclo político. El modelo surgido de la Transición está agotado. La monarquía y la Constitución de 1978 son una rémora para el avance democrático, social y económico de nuestro país. Hay que realizar una verdadera ruptura democrática y eso solo se puede hacer en clave republicana.

12. El juez Baltasar Garzón, recientemente se ha pronunciado en relación a su posible participación en política. ¿Qué valoración hacéis?

Baltasar Garzón,  como cualquier ciudadano, tiene todo el derecho a intervenir en la vida política.  La cuestión es con qué programa y con qué objetivos.  Si lo que aspira es a reformar la Constitución y las instituciones, fracasará. Este sistema no puede reformarse. Debe ser demolido y sustituido por otro régimen.

13. Las estadísticas certifican el creciente desafecto y descrédito de los ciudadanos por los “partidos tradicionales” (PP / PSOE) y las instituciones surgidas en la “Transición”. ¿Estamos asistiendo al fin del bipartidismo en España? ¿Es necesaria la regeneración política? ¿Cree que habría que cambiar la ley de partidos?

Sí. Hay que cambiarlo todo. La única regeneración posible es la que traerá la República. Pero no hay regeneración posible –insisto–dentro de la monarquía. Su origen es el franquismo, lleva la huella genética del fascismo y por esta razón el actual sistema no es democrático. Fue diseñado por los mismos que gobernaron este país  durante la criminal dictadura de Franco.

14. Como indicadores de “Calidad Democrática” podríamos señalar, entre otros, la participación activa de los ciudadanos en la vida política, la exigencia de transparencia,  la demanda de que los políticos cumplan con la legalidad,  denunciando y propugnando tolerancia cero con la corrupción y los privilegios. En democracia, la política, es cosa de todos. Ya no es suficiente con ir a votar cada 4 años.  ¿Están nuestros políticos a la altura de las circunstancias?

La democracia es participación activa y real de los ciudadanos en la política. Si todo se reduce a votar cada cuatro años, eso no es más que apariencia de democracia, una falsa democracia.  Esto es lo que ocurre actualmente.

La mayoría de los políticos actuales no solo no están a la altura de las circunstancias, sino que constituyen una casta política corrupta. Ahora bien, es un grave error afirmar que todos los políticos son iguales. Algunos políticos, sí son iguales, pero otros no lo son. Además de un error, esta afirmación es peligrosa porque abre la puerta al fascismo, con su demagogia antipolítica y su falso mensaje de “ni derechas ni izquierdas”.

15. Y, alguna cosa más que queráis añadir….

 Solo añadir que la monarquía es el problema y la República la solución.  La república nos devolverá la libertad, la justicia social y la soberanía nacional. En nombre de RPS y JER, muchas gracias por esta entrevista.

 Luisa Martín (JER) – http://jer-spain.blogspot.com.es/

Carlos Hermida ( RPS) – http://federacion.republicanos.info/

 —————

*MANIFIESTO ‘DEMOCRACIA REAL YA’

Martes, 17 de mayo del 2011

Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean.

Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos. Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros .Por la indefensión del ciudadano de a pie.

Esta situación nos hace daño a todos diariamente. Pero si todos nos unimos, podemos cambiarla. Es hora de ponerse en movimiento, hora de construir entre todos una sociedad mejor. Por ello sostenemos firmemente lo siguiente:

Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas.

Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.

El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad. La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE.

El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.

La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.

Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo. Si como sociedad aprendemos a no fiar nuestro futuro a una abstracta rentabilidad económica que nunca redunda en beneficio de la mayoría, podremos eliminar los abusos y carencias que todos sufrimos. 


Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro. 

Por todo lo anterior, estoy indignado.

Creo que puedo cambiarlo.

Creo que puedo ayudar.

Sé que unidos podemos.

Sal con nosotros. Es tu derecho.

 

—————————————-

Referencias/ Enlaces:

 

10 razones para derribar a la monarquía española:

1.- Es ilegitima. La impuso la dictadura franquista.
2.- No cumple ningun papel o función especifica que justifique su permanencia.
3.- Es profundamente antidemocratica. Pues es vitalicia y hereditaria.
4.- No es transparente: El rey de España, en el ranking de los ricos del
mundo, está en el puesto 130 y en el puesto 40 en Europa. Cuando
todavía no era rey no figuraba en ninguna lista de los ricos del
planeta. Llegó a españa en 1948, sin patrimonio conocido o declarado.
5.- Limita enormemente la libertad de expresión, obliga a la
autocensura, por la presión que ejerce sobre los medios y las personas que tienen la valentía de criticarlo.
6.- Es un dispendio desproporcionado. El gasto de la casa real que
está habilmente camuflado en varios ministerios; sobrepasa al
presupuesto de algunas comunidades autonomas y ministerios como el de justicia, hacienda etc.etc.
7.- Los escandalos permanentes de la familia real perjudican
enormemente la imagen de España en el mundo.
8.- Siendo el jefe del Estado no impidio ni impide la participación
española en las invasiones de Irak, Afganistan, Libia, ex-Yugoslavia
etc., etc.
9.- Presume de gran amistad con monarquias opacas, arcaicas y
de dudoso espiritu democrático; como las de Marruecos, Arabia Saudi, Qatar etc.
10.- El abandono de los Saharauis ante la invasión marroqui es unos de
los actos más cobardes e infames de la historia de España y de su
entera responsabilidad.

S. Vázquez Covelo.

Monarquías, Repúblicas y Democracia

MONARQUÍAS, REPÚBLICAS Y DEMOCRACIA

Miguel Ángel Presno Linera.
Profesor Titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo.

           

            Presentación.-

A lo largo de la Historia se han venido sucediendo en los diferentes Estados sistemas monárquicos y republicanos, cada uno de los cuales ha experimentado, a su vez, distintas concreciones producto de un desarrollo centenario. Como es bien conocido, una forma simple de diferenciar entre monarquía y república es que en la primera la jefatura del estado se transmite de forma hereditaria y el desempeño del cargo es vitalicio, mientras que las repúblicas se caracterizan por la elección, popular o por otros órganos constitucionales, del jefe del estado y el desempeño de la función tiene carácter temporal. Sigue leyendo