“El Federalismo Canadiense”

Canadian Parliament-hill, Ontario

Parlamento de Canadá, Ottawa.

EL SISTEMA FEDERAL CANADIENSE

Federalismo en Canadá1

 (Breve resumen)

La base fundamental del federalismo en Canadá fue y sigue siendo la necesidad de reconciliar, equilibrar y adaptar la diversidad2.

Se considera que las siguientes características se encuentran entre las que comparten los estados con un sistema federal de gobierno3:

  • al menos dos órdenes de gobierno;
  • división de poderes entre los órdenes de gobierno definidos en la constitución;
  • división de fuentes de ingresos para garantizar a cada órden de gobierno determinadas áreas de autonomía, también establecidas en la constitución;
  • constitución escrita que no puede ser enmendada unilateralmente.

Las razones por las que un estado adopta un sistema federal incluyen la necesidad de reflejar las diferencias lingüísticas, económicas y culturales de una población, especialmente una que se encuentra concentrada geográficamente.

Las colonias de la Norteamérica Británica se unen4

Hasta 1867, las colonias5 de la Norteamérica Británica (territorios y colonias que después de 1783 seguían regidos por el Imperio Británico en los siglos XVIII y XIX) no tenían vínculos políticos ni geográficos. Cada uno tenía su propio gobernador designado por Gran Bretaña y su propia administración, incluidas aduanas y el sistema postal.

En 1867, tres colonias en la Norteamérica Británica (la Provincia de Canadá, Nuevo Brunswick y Nueva Escocia)  acordaron «unirse federalmente»,7 y formar el territorio de Canadá8.

Varios factores externos impulsaron a esas colonias a unirse, entre los que se incluyen:

  • la posibilidad de que  Estados Unidos no renovara el Tratado de Reciprocidad de 1854 (o Tratado de Elgin – Marcy, tratado acerca del comercio entre Estados Unidos y las colonias de la América británica), que garantizaba oportunidades de mercado para los productos de las colonias; las colonias ya habían perdido una parte sustancial de los mercados británicos con el fin del sistema preferencial británico, que hasta 1848 había proporcionado protección arancelaria a los productos de las colonias;
  • la creciente inseguridad acerca del expansionismo americano así como  de los incidentes diplomáticos y las incursiones fronterizas en relación con la Guerra Civil americana;
  • el deseo de Gran Bretaña de reducir sus obligaciones y responsabilidades con sus colonias.

Pero fueron las condiciones políticas que prevalecían en una de las colonias, la Provincia de Canadá, la que favoreció un tipo federal de unión.

La Provincia de Canadá (también conocida como Canadá Unida)

1791-v3-e

Canadá, 1791

Fuente: Biblioteca y archivos Canadá

1849-v5-e

Después de 1841

Fuente: Biblioteca y archivos Canadá

La Provincia de Canadá se había establecido en 1841 de acuerdo con la Ley de Unión (o Acta de Unión se aprobó en 1840 y se proclamó en 1841) que amalgamó dos colonias separadas hasta aquel momento, Bajo Canadá (de mayoría francófona) y Alto Canadá (anglófona), que tenían sus propias asambleas legislativas elegidas que las habilitaban a hacer determinadas elecciones respectivas en política interna.

Tras la unión de 1841 resultó ser potencialmente imposible para un solo gobierno garantizar la estabilidad política, aun con las medidas diseñadas para preservar la especificad de cada una de las comunidades. Esas medidas incluían:

  • dos primeros ministros, uno para la sección francófona (Canadá del Este) y una para la sección anglófona (Canadá del Oeste), situadas a cada lado del río Ottawa;
  • dos fiscales (el common law se mantenía vigente en Canadá del Oeste y el derecho civil en Canadá del Este);
  • algunas leyes se aplicaban solo a una de las secciones, de modo que asuntos tales como la educación se podían administrar de forma diferente.

Otro acuerdo mutuo gravaría considerablemente la situación política. Una de las provisiones de la Ley de Unión  estipuló que un número igual de miembros fuera elegido de Canadá del Este y Canadá del Oeste a la única asamblea legislativa de la Provincia de Canadá. Esa medida se había tomado en respuesta a una demanda de Canadá del Oeste, para garantizarle una representación igual incluso aunque tenía unos 200 000 habitantes menos que Canadá del Este.

A partir de 1850 la población de Canadá del Oeste era mayor que la de Canadá del Este. La representación paritaria ya no beneficiaba a Canadá del Oeste y esta solicitó una representación proporcional a su población. Sin embargo, una parte sustancial de la clase política de Canadá del Este se oponía a tal cambio, ya que temía la supervivencia de las instituciones francocanadiense.

A principios de la década de 1860 era evidente que a las dos secciones  que formaban la Provincia de Canadá se les debía devolver cierto nivel de autonomía. También estaba claro, sin embargo, que a la luz de la situación económica e internacional, mantener un cierto nivel de unidad era beneficioso.

Se propuso que la Provincia de Canadá se dividiera en dos entidades unidas dentro de una federación. Las competencias se dividirían entre dos órdenes de gobierno, que asegurarían la unidad (órden federal) mientras permitían la expresión de diversidad (órden provincial). La posibilidad de que las otras colonias de la Norteamerica Británica formaran parte de esa unión federal también se consideraba por las ventajas que traería una unión expandida.

Las colonias optan por una unión federal

En septiembre de 1864 en Charlottetown, en la Isla del Príncipe Eduardo,  se celebró una reunión inicial para tratar el tema de la unión. Rápidamente una propuesta para una unión marítima de las colonias de la costa atlántica  dio lugar  a la propuesta para una unión federal de todas las colonias propugnada por los delegados de la Provincia de Canadá.

Las colonias marítimas expresaron su interés en las propuestas de la Provincia de Canadá, que también la beneficiaban. Aunque eran similares en cuanto al idioma, eran diferentes desde un punto de vista histórico y socioeconómico; ya ejercían un determinado nivel de autonomía sobre la política interna a través de sus propias asambleas legislativas elegidas,

En octubre de 1864 se celebró en la ciudad de Quebec, Provincia de Canadá, una segunda reunión en la que se debatió acerca de la división de poderes entre las entidades constitutivas y un gobierno federal, entre cosas. Las 72 resoluciones de Quebec incluían propuestas de que las existentes asambleas legislativas (o reestablecidas, en el caso de la Provincia de Canadá) desarrollarían responsabilidades relacionadas con asuntos locales y que un nuevo parlamento federal asumiría competencias relacionadas con políticas comunes, incluidos en los campos económico y militar.

1867-v5-e Canadian Confederation

Canadá en 1867

Fuente: BIblioteca y Archivos de Canadá 

Las bases fueron establecidas para la Confederación en 1867. Canadá estaría originalmente compuesta de cuatro entidades constituyentes: las provincias de Nuevo Brunswick, Nueva Escocia, Ontario y Quebec,  la última resultado de la división de la  Provincia de Canadá. A través de los años, las otras colonias y todos los territorios de la Norteamérica Británica también pasarían a ser parte de Canadá, bien como provincias o como territorios.

La nueva federación nació en gran parte de la necesidad de reflejar dos realidades lingüísticas diferentes. Cuando se realizó el primer censó tras la confederación, los canadienses de origen francés sumaban un 31.1 % de la población. La vasta mayoría de ellos, o el 85.5 %, vivía en la nueva provincia de Quebec, mientras otros 150 000 vivían en otras provincias.

Los hombres que serían conocidos como los padres de la confederación supervisaron la creación de una federación que protegía los derechos de la población francófona de Quebec (que estaba decidida a preservar su lenguaje, su religión y su legislación) y permitió el uso del francés y del inglés en el parlamento federal, la asamblea legislativa de Quebec y las cortes federales. Esa protección y reconocimiento de la lengua y cultura francesa han evolucionado mucho desde 1867.

La distribución constitucional de los poderes legislativos

Una de las principales características de los estados federales es la distribución de los poderes legislativos entre dos o más órdenes de gobierno. En Canadá, hay dos órdenes de gobierno: el gobierno federal y los gobiernos provinciales1.

  1. Competencias del parlamento de Canadá
  2.  Competencias exclusivas del parlamento de Canadá
  3.  Competencias concurrentes/compartidas
  4.  Interpretación judicial de la distribución de los poderes legislativos
  5. Enmiendas a la distribución constitucional de los poderes legislativos
  6. Para saber más acerca de la distribución de competencias legislativas en otras federaciones
  1. 1.    Competencias del parlamento de Canadá

Las competencias del parlamento, enumeradas en los artículos 91 y 92 (10) de las leyes constitucionales de 1867 a 1982, tratan cuestiones de interés nacional (veánse también las notas). Incluyen las siguientes:

  • Deuda pública y propiedad
  • Regulación del comercio
  • Seguro de desempleo
  • Fiscalidad directa/indirecta
  • Servicio postal
  • Censo/estadísticas
  • Defensa
  • Navegación/envíos
  • Cuarentena
  • Costa y pesca continental
  • Transbordador (interprovincial/internacional)
  • Moneda/sistema monetario
  • Banca/constitución de bancos/papel moneda
  • Pesos y medidas
  • Insolvencia
  • Patentes
  • Derechos de autor
  • Indios/reservas indígenas
  • Ciudadanía
  • Matrimonio/divorcio
  • Derecho penal, incluido los procedimientos penales
  • Centros penitenciarios2
  • Obras/trabajos que conectan provincias; más allá de los límites de una provincia, dentro de una provincia pero en el beneficio de Canadá/ o más de una provincia.

3. Competencias exclusivas de las legislaturas provinciales

Las competencias exclusivas de las legislaturas provinciales, enumeradas en los artículos 92, 92 (A) y 93 de las leyes constitucionales 1867 a 1982, conciernen  cuestiones de una naturaleza local (veánse también las notas). Incluyen los siguientes:

  • Fiscalidad directa dentro de la provincia
  • Gestión/venta de terrenos públicos pertenecientes a la provincia
  • Prisiones
  • Hospitales
  • Municipios
  • Formalización de matrimonio
  • Propiedad y derechos civiles
  • Administración de justicia civil/criminal
  • Educación
  • Constitución de companies
  • Recursos naturales
  • Cuestiones de una naturaleza meramente local o privada

4. Competencias concurrentes/compartidas

Las competencias concurrentes se especifican en el artículo 94A y 95 de las leyes constitucionales de 1867 a 1982 (véanse también notas):

Determinadas áreas de la acción del gobierno (algunas de las cuales se han convertido en prioridades a lo largo de los años) no están específicamente identificadas y asignadas a uno o ambos órganos de gobierno en la Ley Constitucional de 1867. Los tribunales han concluido que estas áreas se rigen bajo varios poderes legislativos, algunos federales, otros provinciales. Dos de estas áreas son el medioambiente y la salud.

Haga click aquí para saber más sobre los poderes constitucionales federales/provinciales en estas áreas.

  1. 5.    Poder residual

Las leyes constitucionales de 1867 a 1982, artículo 91, confieren al parlamento federal la competencia para «crear leyes para la Paz, el órden y el buen gobierno de Canadá, en relación con todas las cuestiones que se encuentran entre las clases de asuntos de esta ley asignadas exclusivamente a las legislaturas de las provincias». Esta competencia es «residual» en el sentido de que cualquier cuestión que no se incluya dentro de la competencia de las legislaturas provinciales se incluye dentro de la competencia del parlamento federal. Este poder residual garantiza que todas las áreas de legislación están bajo uno o  ambos órdenes de gobierno de Canadá.

5. Interpretación judicial de la distribución de los poderes legislativos

Cuando surge una cuestión promulgada por el Parlamento o una legislatura provincial se enmarca dentro de sus respectivas competencias constitucionales, una repuesta acreditada solo puede proceder de las cortes. Aunque a través de los años, a través del proceso de revisión judicial, el contenido y alcance de las competencias legislativas federales y provinciales se ha clarificado, definido, limitado o expandido.

  • Por ejemplo, el poder federal de Comercio (artículo 91 (2)) se ha interpretado de manera que su significado es que el parlamento puede regular el comercio generalmente en Canadá, así como el flujo de comercio a través de fronteras provinciales o internacionales, pero no puede regular la operación de las industrias particulares, negocios o profesiones dentro de las provincias. El poder provincial de propiedad y los derechos civiles (artículo 92 [13]) da a las provincias la autoridad para regular el comercio dentro de los respectivos territorios.

6. Enmiendas a la distribución constitucional de poderes legislativos

La distribución de los poderes legislativos ha sido modificada en varias ocasiones, particularmente:

  • Ley constitucional de 1930. Esta enmienda concierne a las provincias de Manitoba, Columbia Británica, Alberta y Saskatchewan. De acuerdo con el memorándum para cada una de estas provincias recogidas en el anexo de esta ley,  a estas provincias se les dio jurisdicción, especialmente en terrenos de dominio público, y/o otros territorios públicos, y/o recursos naturales,  otorgándoles así los mismos poderes en estas áreas que ya poseían las otras provincias.3
  • Ley constitucional de 1940. Las provincias cedieron al parlamento federal una parte de su poder sobre la política social permitiendo el establecimiento del programa nacional de seguro de empleo.
  • Ley constitucional de 1951 y 1964. Las provincias cedieron al parlamento federal una parte de su poder sobre política social permitiendo el establecimiento de los programas nacionales de pensiones por ancianidad (1951) y prestaciones complementarias.

Procedimiento para enmendar la Constitución de Canadá

Parte V (artículos 38 a 49) de la Ley Constitucional de 1982 establece como se puede enmendar la Constitución de Canadá. (amalgama  actas codificadas y tradiciones incodificadas y convenciones. Expone el sistema  de gobierno de Canadá y los derechos civiles de los ciudadanos canadienses. Su composición aparece definida en la sección 52 (2) del Acta constitucional de Canadá de 1982 como “Acta de Canadá de 1982” y todas las enmiendas hechas a este documento, lo que incluye la legislación británica que confirma o modifica el Acta de la Norteamérica británica).

  • A través del procedimiento general de enmienda, habitualmente nombrado la fórmula 7/50 (artículo 38 [1]). Algunas enmiendas requieren resoluciones del Senado, la Cámara de los Comunes y las asambleas legislativas de al menos dos tercios de las provincias (7) que tienen como mínimo el 50 % de la población de toda Canadá. Estas incluyen enmiendas relacionadas con los poderes del Senado y el método de selección de los Senadores y la extensión de las provincias existentes en los territorios (artículo 42).
  • Por consentimiento unánime (artículo 41). Otras enmiendas requieren resoluciones del Senado, la Cámara de los Comunes y la asamblea legislativa de cada provincia. Entre estas se incluyen enmiendas relativas al gobernador general y a la composición del Tribunal Supremo de Canadá.
  • Enmienda de las provisiones relativas a algunas pero no con todas las provincias (artículo 43). Otras requieren resoluciones del Senado, de la Cámara de los Comunes y las asambleas legislativas de las provincias a las que se aplica la enmienda.

Por ejemplo:

  • la enmienda de 1993 a la Ley Constitucional de 1982 que añadió el artículo 16.1 que consolida el bilingüismo oficial en Nuevo Brunswick;
  • la enmienda de 1993 al anexo de los  de los términos de unión de la  Isla del Príncipe Eduardo que permitió la construcción de un puente que eximiera al Gobierno de Canadá de su obligación constitucional de proporcionar servicios de transbordador desde el continente y hacia él;
  • la enmienda de 1997 a la Ley Constitucional de 1867 que añadió el artículo 93A que permitía a Quebec reemplazar su sistema de educación confesional por un sistema lingüístico;
  • la enmienda de 2001 al anexo de la Ley de Terranova de 1949 que cambió el nombre «Terranova» a «Terranova y Labrador».
  • Enmiendas por parte del parlamento (artículo 44). Con arreglo a los artículos 41 y 42 el parlamento de Canadá podrá exclusivamente hacer leyes que modifiquen la Constitución en relación al Senado y la Cámara de los Comunes. Por ejemplo:
    • la enmienda de 1999 a la Ley Constitucional de 1867 para garantizar la representación del territorio de Nunavut en el Senado (artículo 3) y en la Cámara de los Comunes (artículo 52.1).
  • Enmiendas por parte de las legislaturas provinciales (artículo 45). Con arreglo a la sección 41, la legislatura de cada provincia hará exclusivamente leyes que modifiquen la constitución de la provincia.

Ley relativa a las enmiendas constitucionales (veto regional)

La ley de 1996 relativa a las enmiendas constitucionales estipula que las propuestas para determinadas enmiendas a la Constitución deben ser consentidas por una mayoría de las provincias antes de que puedan presentarse al Parlamento. La mayoría de las provincias debe incluir:

  • Quebec
  • Ontario
  • Columbia Británica
  • Al menos dos de las provincias atlánticas que comprendan como mínimo el 50 % de la población de la región.
  • Al menos dos de las provincias de pradera que comprendan como mínimo el 50 % de la población de la región.

Entre otras, esta ley se aplica a las enmiendas constitucionales propuestas que pertenecen a:

  • Cambios en instituciones parlamentarias;
  • Creación de nuevas provincias;
  • La división de poderes entre el parlamento y las asambleas legislativas.

La ley no se aplica a enmiendas que la Constitución estipula que las provincias pueden vetar o expresar su disentimiento hacia ellas1. Estas incluyen las llamadas enmiendas bilaterales, como por ejemplo las que afectan a una sola provincia.

La ley relativa a enmiendas constitucionales permite a las provincias una protección mayor dentro de la federación de Canadá al imponer una obligación adicional en el parlamento.

  • Ley constitucional de 1982, que estipula un procedimiento general de enmienda (conocido como la fórmula 7/50), según la cual determinadas enmiendas constitucionales requieren el consentimiento de al menos dos tercios (2/3 de 7) de las provincias que tienen como mínimo el 50 % de la población de Canadá entera; sin embargo, no especifica qué provincias deben incluirse necesariamente en los dos tercios (2/3 de 7) requeridos.
  • La ley relativa a las enmiendas constitucionales estipula que el Parlamento debería obtener el consentimiento de Quebec, Ontario, Columbia Británica, dos de las provincias atlánticas que comprendan al menos el 50 % de la población de la región, antes de proponer una enmienda constitucional de conformidad con la llamada fórmula 7/50.
  • La ley relativa a las enmiendas constitucionales es parte de los Estatutos consolidados de Canadá y es vinculante para el gobierno en funciones y para sus sucesores. No es una ley constitucional. Sin embargo, se podría constitucionalizar con el consentimiento de todas las provincias.

FEDERALISMO FISCAL

PROGRAMA DE IGUALACIÓN

¿QUÉ ES LA IGUALACIÓN?

  • La igualación es el programa de trasferencia del Gobierno de Canadá para abordar las disparidades fiscales entre provincias. Los pagos de igualación habilitan a gobiernos provinciales menos prósperos a proporcionar a sus residentes servicios públicos que son razonablemente comparables a los de otras provincias, a niveles de tributación razonablemente comparables.
  • El propósito del programa se consolidó en la Constitución canadiense en 1982:
  • «El parlamento y el Gobierno de Canadá se comprometen al principio de realizar pagos de igualación  que garanticen que los gobiernos provinciales poseen suficientes ingresos para proporcionar niveles de servicios públicos razonablemente comparables a niveles razonablemente comparables de fiscalidad». (Subartículo 36 [2] de la Ley Constitucional de 1982).
  • Los pagos de igualación son incondicionales: las provincias que los reciben tienen libertad para gastar sus fondos de acuerdo con sus propias prioridades.
  • El Gobierno de Canadá ha garantizado que la igualación continúa creciendo paralelamente a la economía.
SEIS PROVINCIAS QUE RECIBIRÁN 16.1 MIL MILLONES DE DÓLARES EN PAGOS DE IGUALACIÓN EN EL 2013-14(millones de dólares)

I.P.E.

N.S.

N.B.

Que.

Ont.

Man.

340

1,458

1,513

7,833

3,169

1,792

CÓMO FUNCIONA LA IGUALACIÓN

  • Los derechos de igualación se determinan midiendo la habilidad de las provincias para aumentar sus ingresos: llamada «capacidad fiscal».
  • Antes de realizar cualquier ajuste, el derecho de igualación per capita de una provincia es igual a la cantidad mediante la cual su capacidad fiscal está por debajo de la capacidad fiscal media de todas las provincias: llamado «modelo de 10 provincias».
  • Las  provincias consiguen una cantidad mayor de la que recibirían excluyendo por completo los ingresos por recursos naturales, o excluyendo el 50 por ciento de los ingresos de recursos naturales.
  • Esto contribuye a garantizar la estabilidad y predictibilidad al mismo tiempo que responde también al crecimiento económico.
  • La igualación se ajusta para garantizar la justicia entre las provincias mientras continúa proporcionando un beneficio fiscal neto a las provincias receptoras de su equivalente de recursos a la mitad de sus ingresos de recursos per capita.
  • La igualación también se ajusta para mantener todo el programa de pago en paralelo a la economía. El camino de crecimiento se basa en una media en movimiento de tres años de crecimiento de producto interior bruto (PIB). Esto ayuda a garantizar la estabilidad y predictibilidad mientras aún es responsable del crecimiento económico.
  • El programa también mantiene los beneficios de los acuerdos atlánticos para Nueva Escocia y Labrador. En 2007 se dio a las dos provincias la elección de continuar operando bajo sistema de igualación previo o a optar permanentemente al programa nuevo en cualquier punto anterior a la expiración de los acuerdos. Al elegir el nuevo programa Nueva Escocia se beneficia de una garantía que también haría al menos, en una base acumulativa, como lo habría hecho de acuerdo con la fórmula acordada en el momento en el que se firmó el acuerdo. Terranova y Labrador ya no cumple con los requisitos para la igualación.

TRANSFERENCIAS FEDERALES A PROVINCIAS Y TERRITORIOS

PRINCIPALES TRANSFERENCIAS FEDERALES

La CHT y la CST son transferencias federales que apoyan áreas de política específicas tales como la sanidad, la educación postsecundaria, la asistencia social y los servicios sociales, el desarrollo de primera infancia y el cuidado de niños.

Los programas de igualación y TFF proporcionan transferencias incondicionales a las provincias y territorios. La igualación habilita gobiernos provinciales menos prósperos para proporcionar a sus residentes servicios públicos que son razonablemente comparables a los que se encuentran en otras provincias, a niveles comparables de fiscalidad. La TFF proporciona a los gobiernos territoriales financiación para apoyar los servicios públicos, en reconocimiento del coste superior de la provisión de programas y servicios en el norte.

Notas:


  1. Hipervínculos en el enlace de este documento a las páginas web del gobierno de Canadá
  2. Richard Simeon, Federalism in Canada, A Visitor’s Guide2002 (documento no publicado)
  3. Ronald Watts, Comparing Federal Systems, Institute of Intergovernmental Relations, Queen’s University, Kingston, Ontario, 1999, página 7
  4. Términos empleados de acuerdo con la Revolución americana  para referirse a las colonias en Norteamérica que seguía siendo británica.
  5. Las colonias eran la Provincia de Canadá, Nuevo Brunswick, Nueva Escocia. Terranova, Isla del Príncipe Eduardo y Columbia Británica. También eran territorios grandes y apenas habitados que pertenecían a la Compañía de la Bahía de Hudson o a la corona británica.
  6. El término provincia se utilizaba en la época con el sentido de colonia, no de entidad constitutiva. La Provincia de Canadá se estableció con la unión de las colonias de Bajo Canadá y Alto Canadá mediante la Ley de Unión de 1840.
  7.  «Considerando que las Provincias de Canadá, Nueva Escocia y Nuevo Brunswick han expresado su deseo de unirse federalmente en un dominio…» Preámbulo, Ley de Constitución, 1867
  8. Los dominios eran en la época colonias casi autónomas dentro del Imperio británico.

CLASIFICACIÓN  DE CUATRO SISTEMAS FEDERALES:

UNA EVALUACIÓN «IMPRESIONISTA»

Indicadores seleccionados

Australia

Canadá

Estados Unidos

Alemania

Unidad nacional

Fuerte

Bastante fuerte

Fuerte

Fuerte

Influencia estatal en los responsables políticos federales

Bastante fuerte

Fuerte

Bastante débil

Fuerte

Estatus del Estado de Gobierno Central

Fuerte

Bastante fuerte de jure;
muy fuerte
de  facto

Bastante débil

Fuerte

Control del estado actual del gobierno local

Fuerte

Fuerte

Varía desde bastante fuerte a bastante débil

Fuerte

Repertorio de responsabilidades del gobierno local

Limitado

Bastante extenso

Bastante extenso

Limitado

Influencia del Gobierno Local en los representantes políticos del Estado

Débil

Bastante fuerte

Bastante fuerte

Débil

Influencia del Gobierno Local en la política del Estado

Débil

Bastante fuerte

Bastante fuerte

Débil

Influencia del Gobierno Local en la política federal

Débil

Débil

Bastante fuerte

Débil

Naturaleza del Federalismo Fiscal

Dos niveles; Centralizado

Dos niveles; Descentralizado

Tres niveles; Poco estructurado

Dos niveles; Bastante integrado

Transferencias intergubernamentales del estado estatal

Importante; énfasis en subvenciones condicionales

.

Importante; énfasis en subvenciones condicinales

Importante; énfasis en subvenciones condicionales

Poca importancia: Énfasis en el reparto de impuestos

Rendimiento de igualación federal interestatal

Muy fuerte: disparidades de ingresos reducidas

Fuerte; disparidades de ingresos reducidas sustancialmente

Débil; cierta igualación de esfuerzo fiscal

Fuerte; ingresos y ciertas disparidades de gastos reducidas sustancialmente

Rendimiento fiscal del estado

Bastante débil

Fuerte

Bastante fuerte

Bastante fuerte

Independiencia fiscal del gobierno local

Bastante fuerte

Bastante fuerte

Bastante fuerte

Débil

Relaciones horizontales entre gobiernos locales

Referéndums en los Gobiernos Locales

FUENTE: Tabla preparada por John Shannon, Washington, DC, ACIR, 1980.  http://www.library.unt.edu/gpo/acir/Reports/information/M-130.pdf 

Más información:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s